La transformación digital del marketing tradicional

Uno de los puntos que siempre explico es cómo debemos aprender a observar cómo el marketing online aprendió del marketing offline hasta que cogió vuelo y cómo el marketing tradicional ha aprendido y está aprendiendo del marketing digital en estos momentos. Sin duda alguna lo que más debe aprender el marketing tradicional del online es la capacidad de manejar el dato tanto de los clientes como de los posibles clientes. Una tarea harto complicada para muchas empresas españolas que en su gran mayoría están en pleno proceso de digitalización.

Pero hay un aspecto transcendente en este paradigma y es que la digitalización de las empresas no significa que transformemos nuestro modelo de negocio actual. Graso error pensar que debemos   digitalizarnos y  eso conlleva que debemos necesariamente pasarnos a la venta online en cualquiera de sus variantes. La digitalización de las empresas deben manejar perfectamente los datos pero esos datos deben igualmente ser utilizados desde una perspectiva tradicional para hacer más efectivas las relaciones y las ventas con nuestros clientes.

La humanización de esa digitalización debe estar muy presente en la alineación entre la estrategia de nuestra empresa y nuestras ventas. Las empresas con modelos de negocios tradicionales deben manejar la digitalización de sus clientes para conseguir atracción offline y no digital, porque nuestro cliente no se ha transformado comprador online con nuestra empresa, nuestro cliente es posible que se haya transformado comprador online de nuestro producto.  Es en este sentido donde tenemos que hilar muy fino esa estrategia que comento. Conseguir digitalizar y unir los datos generados desde los sistemas online con los datos generados en nuestras empresas por nuestros clientes nos permitirán actuar desde una perspectiva alienada del comportamiento digital y no digital de nuestros clientes o posibles clientes y ofrecer en nuestro negocio tradicional lo que en un principio puede echar en falta y haga que tome la decisión de comprar online el producto que antes nos compraba en nuestra empresa.

Crear una estrategia digital en nuestros negocios tradicionales tiene que tener una serie de características que son mucho menos innovadoras y simples que en un principio pueda parecer y que nos puede bloquear a la hora de tomar esta decisión.

  1. Crearía una fórmula donde la humanización de lo digital fuera la base de mi modelo de relación con el cliente. Crear sistemas de acercamiento con nuestros clientes lo más similares a los tradicionales, donde seamos capaces de crear vínculos afectivos y emocionales con nuestros clientes. La pandemia aquí ha tenido mucho que ver en estas nuevas fórmulas y hay empresas que han sabido adaptarse a este cambio y que son ejemplos perfectamente replicables en cualquiera de nuestros negocios. Dejo el ejemplo de Clarins y su plataforma de relación con el cliente que ellos llaman Boutique virtual.
  2. Crearía un sistema de BI (Business inteligence), donde los datos digitales y los datos tradicionales se mezclaran para dar resultados predictivos e intuitivos de lo que podemos o no ofrecer a nuestros clientes y posibles clientes. Estos sistemas no hacen falta ni mucho menos estén soportados por plataformas como Tableau o BI de Microsoft, una simple excel con un esquema predictivo puede generarnos este cometido. Dejo artículo donde explico el desarrollo de estos esquemas de venta predictiva.
  3. Generaría un sistema de conocimiento de  cómo interactúan mis clientes con mis productos o similares en las distintas plataformas online donde se ofrezcan. Cuáles son las opiniones no sólo respecto a las características del producto sino principalmente como ha sido sus experiencias de compra online del producto en sí. Pensad que es aquí donde debemos encontrar las debilidades que nosotros debemos convertir en fortalezas en nuestros negocios.

 

Escribir comentario