¿Es Silicon Valley un ejemplo a seguir por los gobiernos en España?

Estos días proliferan los mensajes entre los políticos, asociaciones empresariales o incluso empresas que quieren convertir su ciudad o parque tecnológico en un modelo «Silicon Valley», quizás la culpa la tiene la ignorancia con la que muchas  de estas personas utilizan los términos Start-up ( cuánto daño ha hecho el método Lean Start-up), términos como innovación o los ya conocidos como Coworking o Business Angels. Y cómo ciertos gobiernos autonómicos quieren marcarse la medallita de ser un verdadero impulsor del emprendimiento en su región, buscan las fórmulas para poner en marcha sistemas que están abocados al fracaso, y no sólo eso, quizás esto sea lo menos malo, lo peor es que muchas personas entran en el juego y apuestan por modelos de negocios y emprendimiento basados en las ayudas que les ofrecen. Y es que el empeño por convertir pequeños Silicon Valleis por todo el territorio español me recuerda en cierta medida al empeño por convertir España en un lugar lleno de obras magmánimas que al final estaban compuestas de una burbuja que apenas se puede resolver en el futuro.

En este tipo de proyectos hay dos sujetos que actúan y esto hay que dejarlo claro para responsabilizar del fracaso según sea por una u otra causa. Por un lado está el emprendedor que tiene una idea y hace un Canvans, una Keynote de su idea y un plan de marketing on line y redes sociales, y a veces algo que me da más miedo, un plan de financiación con créditos por medio y ponen en marcha el proyecto. Cuando empiezas a indagar cuál es su estudio de mercado apenas existe, porque ha copiado modelos que no necesitaron estudio de mercado, y claro está, nos fiamos de estos éxitos pero no de los miles y miles que no salieron adelante precisamente por no estudiar el mercado. Cuidado porque la culpa de esta situación en gran parte no es del emprendedor sino de las personas que evaluan su proyecto y que manejan la subvención o la ayuda para lanzar la idea al mercado, cuando se fracasa, hay  frases que no fallan, por un lado está el coach que te va a decir que en el intento está la felicidad y cosas así, y por otro lado están tus amigos que te dirán «ya te lo dije yo».

Pero el verdadero culpable de que tu idea de negocio no salga adelante es la propia política de los gobiernos autonómicos y municipales en algunos casos que quieren crear un verdadero Silicon Valley en su territorio, como si eso fuera la solución a todos los problemas de empleo y emprendimiento que existen. Lo curioso es que quieren montar modelos Silicon Valley cuando no saben si quiera que es Silicon Valley más allá de un sitio ilídico dónde nació Facebook o Apple. Por dar un dato, ni siquiera el modelo Silicon funciona allí para conseguir ese objetivo, ¿ va a funcionar en España?. Las compañías tecnológicas más sobresalientes están en un radio de 160 kms, su punto de fuerza está en Central Valley de California, bueno pues las tasas de desempleo en Fresno o Modesto rozan el 12%, recomiendo este reciente  artículo sobre el tema de Laura Tyson.

No veo pues el empeño de los gobiernos autonómicos y estatal por el empeño de conseguir pequeños Silicons por toda la geografía española  a modo de algo muy innovador y que crea una sociedad moderna, creo que la sociedad moderna o no debe ser estable y sostenible para permanecer en el mercado y acciones sobre la industria, Pymes de servicio, o pequeño comercio deben ser paralelos al apoyo en el emprendimiento innovador. Por otro lado no creo que un emprendimiento deba estar basado en el mundo on line, quizás precisamente por esta tendencia, se están perdiendo miles de oportunidades en el sector offline o tradicional que no tomamos en cuenta a la hora de emprender.

Escribir comentario