En junio del año pasado escribí un post sobre la necesidad de emprender más allá de la red, en dicho post intento reflexionar sobre la idea de que antes o después la burbuja tecnológica basada en star-ups no debe ser perjudicial en los emprendimientos de empresas tangibles y en todo caso debe ser un crecimiento paralelo y equilibrado.

Hace tan solo unos días, Enrique Dans, blogger al que sigo casi a diario y al cual considero un referente en las ideas sociales-tecnológicas a nivel nacional, escribía un post que me sorprendía bastante y que para nada estoy de acuerdo. El post al que me refiero se titula: «Si quieres emprender, haz las maletas»  , y defiende claramente la necesidad de cualquier «españolito», (como denomina en este caso a los posibles emprendedores de nuestro país), a tener que marchar fuera para poder emprender. Para ello adjunta una noticia en la que un emprendedor español decide seguir en Norte América para poder seguir con su idea ya que aquí no lo ve factible.

IMG_2302


Esta filosofía de que para poder emprender hay que irse fuera no es para nada real, y más si consideramos la financiación como la base del emprendimiento. Para empezar la financiación no debe ser la clave a la hora de emprender, sino buscar el equilibrio entre varios factores que puedan hacer que nuestra idea salga adelante, en este sentido Steve Johnson  » Las buenas ideas» expone su teoría sobre la influencia de la experiencia y el entorno para conseguir tener una buena idea para poder emprender.Pero quizás en lo que más estoy en contra con Enrique Dans y en este sentido con varios autores, es  que la idea de emprender está basada en una Star-up, en una idea tecnológica o basada en la red. Las star-ups son precisamente un tipo emprendimiento muy necesitadas por la sociedad en la actualidad, pero como he comentado antes, no pensemos que hoy en día emprender es crear una star-up, porque no es así. Existen muchas ideas más allá de la red, y no podemos olvidarlas y menos en una situación como la que estamos viviendo actualmente. Son por tanto ideas que antes o después lleguarán a nuestro país, sino por unos serán por otros y es por ello que la riqueza de un país hoy en día depende de que no sólo se fuguen los cerebros, sino los emprendedores. Si las star-ups deben o no ser desarrollada fuera de España para conseguir financiación, no lo discuto, pero el emprendimiento no sólo son las star-ups, existe otro tipo de emprendimiento mucho más fuerte y tangible al que no podemos dar de lado, ni siquiera semánticamente.

 

Escribir comentario