Hace ya unos meses en unas charlas, un inventor emprendedor describió la creatividad con esta fórmula; CREATIVIDAD= PEREZA+ PALO, y en cierta medida no andaba muy descaminado, pensemos en la fregona, el chupa-chups, o el móvil táctil, o mando a distancia si consideramos al dedo que cumple la función de palo. Es quizás una fórmula muy generalista, pero es también una fórmula que nos puede hacer pensar en la necesidad de innovar en nuestros productos. La idea clave es buscar una necesidad de la sociedad, y darle todas las posibilidades para facilitar la acción que quiera realizar el consumidor. Más allá de la anterior fórmula debemos pensar en un concepto claro, ser Facilitadores de las acciones. Es posible que en esta carrera por la facilitación de las acciones lo táctil empieze a quedarse atrás en ciertos productos, debido a las posibilidades que nos ofrecen ciertos elementos y que nos hacen ir un paso más allá de lo que esperamos. Fusajiro Yamauchi, inventor de la consola Nintendo, siempre ha apostado por una estrategia genial dentro de su entorno, y que se caracteriza por ofrecer lo que necesita la sociedad en el momento de la comercialiación, pero siempre estar investigando en lo que puede necesitar en unflutter futuro, aunque no lo comercialice en ese instante. En definitiva vender lo que se necesita, y trabajar lo que se necesitará.

En Septiembre de 2012 instalé en el ordenador una aplicación llamada Flutter, a la que no hice mucho caso en un principio, simplemente por probar la novedad, y además era divertida. Pues bien, con el paso del tiempo me he ido dando cuenta que es genial, ya que puedo cambiar de música sin necesidad de cambiar de pantalla en el ordenador, simplemente con un gesto manual  a la cámara, puedo parar, adelantar  o atrasar la canción , película o cualquier multimedia en el que tengamos que hacer un cambio de volumen, track, o play/stop. Es ahora cuando la necesidad ya está creada y la adaptación a ella hace cada día me sea más útil y fácil de utilizar

wavealarmWave alarm es otra de esas aplicaciones que están basadas en el gesto, o en el movimiento, gracias al sensor de la cam, y que con un simple movimiento sobre el smart-phone, puedes controlar la alarma, sin miedo a que en la oscuridad puedas tirar el dispositivo, o  no encontrarlo y volmernos locos hasta que apagamos la alarma. Su función es sencilla, práctica y muy eficaz. Este tipo de aplicaciones me está llevando a pensar que vamos dejando atrás el «palo»; lo táctil y que lo que ya hace unos años  emprendió Fusajiro Yamauchi con la «nintendo wii» está siendo un punto clave para el desarrollo innovador en la tecnología.

Los gestos dónde el consumidor se sienta uno más dentro del proceso del mismo producto y sus funciones, es la clave. Simplificar ,es quizás, la acción que debemos innovar, y facilitar es el objetivo a conseguir con nuestro producto.

Escribir comentario